“Tras la experiencia de dolor, jamás volverás a ser el que fuiste: eres otro. Si lo admites y admites que tu vida puede mejorar, aunque no esté esa persona querida, ¡renaces! 

 Suena fácil, pero si a alguien se le muere un hijo, debe de ser muy difícil…

¿difícil? ¡Es heroico! ¡Con ese dolor, abrir los ojos cada mañana es una heroicidad! Esos padres no saben verlo en ese momento, pero son verdaderos héroes. Al final sentirán a su hijo dentro de ellos, más cerca que nunca, y vivirán una nueva vida con él.

 ¿Cuánto tiempo tiene que transcurrir? Cada persona necesita su tiempo. Un año, dos… ¡Pero que nadie se sienta culpable si llega antes! El tiempo de duelo no es el barómetro del amor que sentías por alguien.”

Anji Carmelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>