Tiempo

Me faltó tiempo. Me faltó abrir un poco más los ojos. Me sobró ver demasiada televisión. Supongo que, de haberlo sabido antes, sólo un poco antes, me habría tomado menos molestias en tratar de entender cómo se relacionaban los números entre sí. Entender las ecuaciones, los logaritmos, la geometría. No me gustaban las matemáticas. De alguna forma, y muy levemente, intuía que en la vida las cosas no responderían a normas tan exactas y precisas. Que sumar no siempre era conseguir algo mayor. Que incluso restar podía llevar a la abundancia. Pero yo veía demasiada televisión y me creía que el mundo era como lo contaban los periódicos y lo contaba la gente. seguir leyendo

El Club

Lo que sucede en el club: “Mi hijo está muerto” debería conocerse por todos en el Universo. Esto no es club de lucha…. Esto es: No puedo creer lo que estoy viviendo. Este club es una pesadilla.

El club no debería ser un secreto. No debe ser silenciado. Esto se debe hablar, compartir, apoyar y dar a conocer a través del mundo. Estamos sufriendo. Necesitamos amor. Entendimiento. Apoyo sin prejuicios y sin condiciones. seguir leyendo

Lo que los demás no ven – X. Muñoz

En esta dura experiencia que es la pérdida de un ser querido, que a casi todos nos toca pasar, pero a algunos de forma más inesperada y difícil, hay muchos síntomas externos que todo el mundo puede ver a simple vista y que dan una idea de cómo se lleva el duelo. La evolución de estos aspectos de cada persona permite comprobar cómo se está superando y a qué velocidad. Hablo de llantos, insomnio, pérdidas de peso, cambios de carácter, depresión… todo lo que popularmente se conoce. seguir leyendo